La Villa de Puertomingalvo

El casco urbano de Puertomingalvo está enclavado en el noroeste de la Comarca de Gúdar-Javalambre, sobre un saliente rocoso que domina los valles del río Monleón y el río Linares. La privilegiada situación de esta tierra de frontera, entre Aragón y la Comnidad Valenciana, está enmarcada por una exuberante naturaleza. Considerado un balcón del Mediterraneo, ya que desde su ermita en los días claros se divisa el mar, efrece una magníficas vistas de los valles circundantes.

Esta población amurallada cuenta con un gran número de monumentos históricos, llenos de encanto, que le hacen mantener un carácter noble y rural a la vez. Todas sus edificaciones están realizadas en manpostería y sillería, materiales que le otorgan un sólido perfil. Aparte de sus edificios, de sus ventanas geminadas, arcos y portales, la villa en muchos de sus rincones está llena de pequeños detalles como sus singulares aleros de madera, las peculiares aldabas, relojes de sol y diferentes inscripciones con las fechas de construcción o decoraciones realizadas en piedra, hierro y madera